• Juanmo

LA TEMPESTAD

Actualizado: 18 de jul de 2020

Entre la individualidad y la soledad.

Hoy tenemos el gusto de presentar desde el subsuelo de Córdoba, una película que si la ven seguramente les va a resultar bastante familiar, en relación, al contexto en el que estamos viviendo actualmente por la emergencia sanitaria.

"En un tiempo distópico, toda una población pasa la vida en el interior de sus casas, amenazados por una mortal tormenta que les prohíbe salir al exterior." Eso reza en la sinopsis hecha por el guionista y director Marcos Garcés. Como si lo hubiera predicho o visto venir, Marcos con sus compañeros de trabajo filmaron esta película en 2016 para estrenarla este año a principios de junio. En ella podemos encontrar muchas similitudes con nuestro contexto actual, el encierro, la soledad, la locura, el miedo, por mencionar algunas se hacen presente en la pantalla.





Como muchas películas locales, la mayoría nacen de proyectos para alguna materia de la facultad, el puntapié académico es un hecho y para el trabajo que se desarrolló en La Tempestad, no fue la excepción. A medida que se sumaba gente fuera del ámbito académico, la película dejo de ser un trabajo únicamente para la facultad y paso a ser una producción independiente con un esfuerzo y laburo propio de profesionales, en el que participaban activamente 14 personas detrás de cámara, mientras que en el elenco de actuación era un total de 22 actores y actrices. La película fue "hecha a pulmón" nos comentaba el joven director de 27 años en una charla con Subsuelo, todo fue financiada por el propio equipo de rodaje, haciendo fiestas y vendiendo empandas para bancar el proyecto. Fue filmada en 3 meses, en 14 locaciones distintas.




La película, según Marcos, busca mostrar como la sociedad, elegía el encierro, la vida monótona dentro de sus casas, incluso antes de la pandemia, enceguecidos por las pantallas que tanto nos atrapan y nos alejan del mundo real, incitándonos a la individualidad, al egoísmo y consecuentemente a la soledad.


En relación al producto final, se puede observar un trabajo minucioso en cuanto a la puesta en escena, un balance entre los objetos que aparecen en pantalla y sus significados internos que rozan el surrealismo, actuaciones logradas con un lenguaje teatral, como si estuvieras viendo una obra en una sala de teatro, provocando al espectador, experimentar incomodidad e incertidumbre producido a lo largo de una tensa calma que se mantiene durante todo el film.



Desde Revista Subsuelo los invitamos a ver la película completa en www.youtube.com/watch?v=sfiJnebHu1E 



  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram

Soyez le premierer.